EL CLUB

Todo comienza cuando Abel abrió su tienda de bicis en Pontevedra. 
Varios clientes solían juntarse en ella y a raíz de eso, comenzaron a salir los fines de semana, a disfrutar de los amigos y la naturaleza.



Al poco comenzó a unirse más gente, de los cinco o seis que salían al principio acabaron siendo quince o más personas.
Un día se decidió hacer unas equipaciones con la publicidad y patrocinio de algunos amigos y marcas que confiaron en nosotros (Frit Ravich, Café Supremo, Asesoria Juncal, KTM, Const. San Martiño, La Colmena, Tienda Farto...) Abel puso todos sus medios para realizarlo y así comenzamos a ser los Farto, usando el nombre de la tienda.
Poco después varios compañeros empezaron a salir a las rutas y algunos a entrenar un poco más, para disputar alguna carrera, con lo que se decidió crear el Club Ciclista Farto en 2012, poseyendo licencias tanto de cicloturistas como de competición.